Aire Acondicionado Fujitsu AGY40UI-LV

3NGF8735

Nuevo

Aire acondicionado Suelo Fujitsu inverter Serie LV Clase A++ de 4.2 KW

Más detalles

1 372,49 €

Más

Aire acondicionado Suelo Fujitsu inverter Serie LV Clase A++ de 4.2 KW

 

Instalación flexible y propagación uniforme de la temperatura.

Split Suelo Inverter permite múltiples posibilidades de instalación y proporciona el máximo confort gracias al exclusivo sistema de difusión del aire.

Avalado por la UE con la categoría A a la mejor eficiencia energética del mercado.

La tecnología Inverter permite el consumo únicamente de la energía necesaria, prolongando la vida útil del compresor, produciendo menor gasto.

Reducción de la humedad ambiental sin variaciones en la temperatura.

Las lamas de salida del aire se mueven verticalmente de forma automática para distribuir homogéneamente el aire.

Selección automática de la posición de las lamas dependiendo de su funcionamiento. También pueden ser reguladas or control remoto.

Las lamas de impulsión de aire se abren y cierran automáticamente cuando el equipo se pone en marcha o se para.

El microprocesador ajusta automáticamente el caudal de aire dependiendo de las variaciones de temperatura.

En caso de interrupción del suministro eléctrico, el equipo se inicia automáticamente una vez restablecido.

Dependiendo de la temperatura ambiental y la seleccionada, la unidad modifica automáticamente el modo de funcionamiento de frío o calor.

El microprocesador adecua gradualmente la temperatura a las necesidades corporales, previamente a la desconexión.

El programador digital permite seleccionar cualquiera de estas 4 combinaciones: ON, OFF, ON-OFF, OFF-ON.

Posibilidad de programar diferentes opciones ON/OFF para cada día de la semana.

Reduciendo la oxidación mediante la generación de iones, este filtro neutraliza eficazmente los malos olores del ambiente.

Recurriendo a la electricidad estática, dicho filtro elimina pequeñas esporas, partículas y microrganismos.

Secado interno de la unidad interior para prevenir la formación de moho y bacterias.

Permite programar que la temperatura de la estancia no baje de 10ºC. De modo que cuando la habitación no esté ocupada, no llegue a enfriarse en exceso.